Me hubiera dedicado a otra cosa

|

Acabé el bachillerato con un 6 de media. Saqué un 4,06 en la selectividad y me quedó de media total un 5,03. Aprobé por los pelos. Nunca fui un estudiante brillante pero pude sacarme el titulo de Ingeniero Técnico Informático como lo podría haber hecho cualquier otro chaval de mi edad con más recursos económicos. Según el ministro Wert me tendría que haber dedicado a otra cosa.

Nunca pude optar a una beca porque en mi casa había dos salarios, de simples y humildes operarios de fábrica, pero dos salarios que juntos rebasaban el límite para poder solicitarla. Por suerte no me hizo falta ninguna beca, en los veranos podía trabajar y ganar suficiente dinero para pagar la matrícula, el material, transporte e incluso permitirme cierto ocio sin tener que pedir dinero a mis padres. Es verdad que no me mataba a estudiar y tampoco me sacrificaba sin salir los fines de semana con los amigos, pero creo que se lo que significa esforzarse.

A media carrera el PSOE legalizó las ETT y lo que ganaba en verano se redujo muchísimo, de trabajar tres meses seguidos pasé a hacerlo intermitentemente y por mucho menos salario. Tuve que volver a pedir a mis padres para pagarme la carrera, lo que pasé a ganar apenas me llegaba para pagar la matricula.

Si hoy fuera estudiante seguiría sin poder optar a una beca y seguramente tampoco encontraría trabajo en verano o sería por muy poca cosa. Me tendría que plantear buscar curro durante el curso y si tuviera suerte y encontrara algo me arriesgaría a que el rendimiento académico bajara considerablemente para ganar cuatro miserables euros. Si no encontrara nada tendría dificultades para pagarme el curso o directamente me tendría que dedicar a otra cosa tal y como sugiere el Partido Popular.

2 comentarios:

Xavier Carné dijo...

¿Y a qué otra cosa podrías dedicarte cuando no hay cosas a las que dedicarse? ¿Así fomentan el esfuerzo? ¿Así se levanta un país? ¿Hay que darse por vencido a la primera de cambio? Quizás deberíamos habernos hecho políticos, como la mayoría de inútiles de España.

Horrabin dijo...

Toda la razón del mundo. Para ser político no hace falta estudiar ni esforzarse mucho. Basta con ser un inutil. Un inutil que luego decidirá quien es útil o inutil para estudiar, claro.